banner banner

Principios y valores

 

  • Solidaridad: La solidaridad ha de ser una práctica diaria de los funcionarios del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, realizada sin distinción de ningún tipo. La finalidad sólo puede ser el ser humano necesitado. Ayudar sin recibir nada a cambio; de ayudar aunque nadie se entere, ni aún la persona a la que ayudamos. Esto es ser solidarios por una verdadera convicción de igualdad y de justicia, sobre todo, con aquellos que han sido excluidos de la sociedad.
  • Honestidad: El personal de la institución debe consustanciarse con la honestidad, en el entendido del respeto y la aplicación de las normas que regulan la ética y el buen comportamiento dentro y fuera de la institución.
  • Conciencia: El manejo de funciones dentro del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, exige que su personal posea un nivel de conciencia enmarcado en la propiedad del espíritu humano, de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta, esto a través del reconocimiento interior del bien y del mal, para desempeñar sus acciones en función de ello.
  • Compromiso: Comprometerse va más allá de cumplir con una obligación, es poner en juego nuestras capacidades para sacar adelante todo aquello que se nos ha confiado, implica el no defraudar la confianza que la institución nos ha brindado.
  • Los principios y valores enunciados anteriormente se complementan con lo siguiente:
  • Orden: La armonía y el correcto seguimiento de procesos y subprocesos que demanden las políticas institucionales, son valores necesarios para complementar la dignificación  de las condiciones de los privados y privadas de libertad.
  • Disciplina: Los funcionarios y funcionarias del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, deben seguir una doctrina apegada a las leyes y ordenamientos de la institución.
  • Responsabilidad: Aceptar nuestro compromiso y realizar el mayor esfuerzo para el logro de las metas del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario.
  • Humildad: La humildad es una virtud de realismo, pues consiste en ser conscientes de nuestras limitaciones e insuficiencias y en actuar de acuerdo con tal conciencia. Más exactamente, la humildad es la sabiduría de lo que somos. Es decir, es la sabiduría de aceptar nuestro nivel real evolutivo.
  • Lealtad: Lealtad significa fidelidad, franqueza, nobleza, honradez, sinceridad y rectitud. Cualidades indispensables en los funcionarios que se dediquen a una labor social tan exigente como lo es la penitenciaria.
  • Respeto: En el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario por la naturaleza de su acción social, la práctica del respeto, es un valor fundamental a ser desarrollado por su personal, como valor que faculta al ser humano para el reconocimiento, aprecio y valoración de las cualidades de los demás y sus derechos, sin importar su raza, sexo, nivel educativo o condición social.
  • Trabajo en Equipo: La función social a desempeñar por el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario requiere que sus funcionarios estén orientados a colaborar y cooperar entre sí, a abandonar el individualismo y el egoísmo, a practicar el trabajo en equipo como única alternativa eficiente para ayudar a los internos o internas en su camino hasta la reinserción en la sociedad.
Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario
Caracas-Venezuela
2016